martes, 31 de enero de 2012

Supervivencia invernal con Samantha

Atentos a este nombre: Samantha Cristoforetti, italiana de 34 años, fue elegida en 2009 astronauta en la última promoción de la ESA. Piloto de caza de la Fuerza Aérea Italiana, graduada en Ingeniería Mecánica con especialización en Propulsión Aeroespacial, completó estudios en la "Ecole Nationale Supérieure de l’Aéronautique et de l’Espace" de Toulouse, Francia, y escribió una tesis sobre propulsores sólidos de cohete en la "Mendeleev University of Chemical Technologies" de Moscú. Además como se dice en su biografía entre sus intereses se encuentra el aprendizaje del lenguaje chino. Una mujer con "The Right Stuff", o en castellano, "Lo que hay que tener". ¿A alguien le cabe duda que su destino más inmediato es la órbita de la Tierra?

Samantha además es una persona muy activa en las redes, con perfil en twitter @AstroSamantha, en Google+, en su página de Flickr o en los blogs de la ESA. A través de todos estos medios se dirige a sus seguidores y entusiastas del espacio en general, proponiendo cuestiones o posteando fotografías muchas veces inéditas, un feedback que yo en particular aprecio sobremanera.

Del 18 al 20 de este mes, estuvo realizando un ejercicio de supervivencia invernal para casos de aterrizaje de emergencia en zonas inhóspitas, como parte de una tripulación formada por ella más Sergei Prokopiev (cosmonauta candidato ruso) y Thomas Pesquet (francés, del mismo grupo de astronautas ESA que ella). Y una vez recuperada del frío ha realizado una entrada en el blog de la ESA contando sus experiencias de esos días, de las que os hago un pequeño resumen.

El ejercicio se hizo con -15º C y nieve por las rodillas, buena suerte cuando muchas tripulaciones realizaron esto con nieve hasta la altura del pecho y -30º C. Los cosmonautas son dejados en medio del bosque que rodea Star City, vestidos con sus trajes Sokol KV-2, junto a una cápsula de descenso Soyuz.
De Izda. a Dcha.: Pesquet, Prokopiev y Cristoforetti. Crédito de la Imagen: TsPK Yuri Gagarin

Lo que sigue es meterse los tres en el Soyuz, ocupar tu asiento, cerrar la escotilla... y el ejercicio comienza. Mantenerse seco es el primer mandamiento para prevenir futuras hipotermias, sin embargo en el reducido espacio y teniendo que quitarse el traje y cambiarlo por las ropas invernales a bordo, enseguida comienzan a sudar. Las botas no son sino la parte de abajo del traje acuático Forel una vez cortado. Fuera en el bosque les espera el paracaídas de la cápsula con sus cuerdas. Cuando los tres ya están equipados con las ropas de abrigo que se han colocado en el abarrotado interior del Soyuz, y han salido al exterior, sólo les quedan 4 horas de luz solar. Hay que darse prisa.
Crédito de la Imagen: TsPK Yuri Gagarin

Lo primero a hacer es recoger paracaídas y cuerdas, buscar un sitio para montar un refugio y encender un fuego que les mantenga calientes durante la noche, para lo cual deben coger del bosque ramas y hojas usando un cuchillo y un machete que portan en la Soyuz, junto con raciones de comida para tres días.
Con ramas de tamaño medio, colocándolas entre dos árboles rectos, se logra la estructura del refugio, que atado con cuerdas del paracaídas, después se cubre con ramas pequeñas y hojas que también se colocan en el suelo para que aislen el frío y la humedad. Durante la noche, los cosmonautas dormirán por turnos haciendo guardias, no por los peligros naturales, sino para mantener contacto radio con los rescatadores y mantener vivo el fuego.
Crédito de la Imagen: TsPK Yuri Gagarin

Al día siguiente la misión es construir un "tee-pee" como los de los indios, lo que hará que su segunda noche les parezca estar en un hotel de categoría superior en comparación a la anterior.
El tee-pee lo harán formando la estructura cónica con seis troncos largos que atarán y a los que rodearan con tela del paracaídas: una capa interior inferior que dejará el paso de aire fresco y una capa superior que dejará un agujero en la parte suprior del tee-pee para la salida del humo de la hoguera que hay encendida en su interior.

Tras pasar la noche ya sólo queda esperar el punto de encuentro cuyas coordenadas facilitarán los rescatadores y hacia donde los cosmonautas deberán encaminarse. Con un plus añadido. Uno de ellos ha resultado herido y necesita atención médica, por lo que sus compañeros deberán transportarle.
En esta simulación "ha resultado herida" Samantha en una pierna, y sus compañeros, utilizando uno de los asientos Kazbek de la Soyuz improvisarán una camilla.
Crédito de la Imagen: TsPK Yuri Gagarin

Con dos troncos atados a los laterales mediante cuerdas ya tienen hecho el transportín. En la foto además se ve como utilizan otro de los asientos a modo de trineo para transporte.

Editado:
Para mostraros como efectivamente Samantha Cristoforetti está en contacto con los seguidores de los temas espaciales como yo:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...