martes, 22 de enero de 2013

La nave Dream Chaser

A día de hoy los EE.UU. se encuentran sin sistema de lanzamiento espacial tripulado propio, esto todos lo sabemos, así como que dependen de las naves Soyuz para mantener a sus astronautas en órbita a bordo de la ISS.
Desde antes de retirar el Shuttle, y tras descartar el ambicioso programa Constellation de Bush Jr. por imposible de financiar, los EE.UU se embarcaron en el Commercial Crew Development Program (CCDev) un programa para que empresas privadas desarrollaran naves espaciales que permitieran un acceso al espacio, financiándolas con dinero público según fueran cumpliendo objetivos prefijados.

En el pasado os presenté una infografía de la Dragón de SpaceX, una de las contendientes en ese programa y hoy os presento un vídeo de otra de las compañías embarcadas en esta carrera. Se trata de "Sierra Nevada Corp." y su nave Dream Chaser, la única nave alada que compite. Las otras son cápsulas. Muchos, por otros blogs ya conoceréis algo de la nave.
El diseño del Dream Chaser tiene su origen en el programa de "Cuerpos sustentadores" -Lifting Bodies- que la NASA anduvo desarrollando, y que había sido vista con anterioridad en el programa "Spiral" soviético.

He sacado unas capturas de pantalla del mismo vídeo para exponeros algunos datos:
  • Hasta 7 astronautas y carga (hay diferentes configuraciones) a la Órbita Baja de la Tierra -LEO-
  • Lanzado por el ya existente y fiable cohete Atlas V
  • En 2 horas puede ser desplegado en la plataforma

  • Sin zonas muertas en aborto de despegue.

  • Sistemas de propulsión alimentados por combustibles no tóxicos

  • Hasta 3 días y medio de vuelo autónomo en el espacio (sin acoplarse a una estación espacial)

  • Acoplado a la ISS puede estar durante 210 días en órbita.
  • Puede deorbitar en cualquier momento y aterrizar en cualquier pista.

  • Los astronautas se ven sometidos a 1'5 Gs en una reentrada nominal. Ideal para el retorno de cargas delicadas o tripulaciones que hayan permanecido en órbita una larga estancia.

  • Inmediato acceso a tripulaciones y cargas regresadas.
  • Vehículo casi enteramente reusable
  • Corto periodo de proceso entre misiones.

Es mi nave favorita para el futuro tripulado de los EE.UU. Su próximo objetivo es demostrar su capacidad de vuelo en la atmósfera con un modelo a escala 1:1.  Primero cautivo a bordo de un avión y en el futuro de forma autónoma. Algo como lo realizado en los vuelos ALT con el Shuttle allá por el lejano año 1977.

Y aquí el vídeo (son sólo 4 minutos) del que están tomadas las capturas anteriores:

Crédito: SNCspacesystems

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...