domingo, 21 de diciembre de 2014

L+8 a L+14: Segunda semana en la ISS

L+8 L+9: En ayunas hasta la toma de muestras

Mi segunda semana en la ISS ha comenzado y es el momento para empezar a recoger muestras para un par de experimentos de fisiología humana: Microbioma y marcadores salivales.

Esta mañana, cuando me desperté y abrí mi horario en el portátil (convenientemente situado a 10 cm de la nariz en mi camarote), he encontrado un recordatorio amistoso insertado justo después de hora del despertador: ¡no comer, beber o cepillarse los dientes antes de la extracción de muestra de saliva!

Yo ya había tenido una corta actividad ayer: ir y recoger todo el equipo necesario, que había guardado en mi camarote, así que tenía todo listo para tomar tres muestras, una colección que repetiré todos los días durante los próximos siete días.

Una corta segunda actividad en mi programa contenía la ubicación en la que tenía que guardar las muestras de saliva. En pocas palabras, van dentro del congelador en los 30 minutos desde la extracción, pero ¿dónde exactamente? Tenemos tres congeladores MELFI a bordo, cada uno tiene cuatro cajones, cada cajón tiene cuatro secciones y cada sección tiene múltiples cajas de almacenaje. Ya que es un congelador y se necesita una gran cantidad de energía para mantenerlo refrigerado, cada vez que abrimos la puerta que no queremos es tenerla abierta durante más de 60 segundos. Vale la pena tomarse el tiempo para estar realmente seguro de la ubicación donde irán las muestras. Eso es especialmente crucial para la recuperación, por supuesto, cuando necesitas localizar rápidamente lo que necesitas sacar del MELFI y meterlo en una bolsa de frío para su transporte de regreso a la Tierra.

Mañana por la mañana, por cierto, yo también tendré una extracción de sangre. Ya que es la primera que me hago, uno de nuestros instructores médicos estarán en la consola en Houston, dispuesto a ayudar y responder a cualquier pregunta.

Mis entrenadores físicos estaban también en Tierra listos para darme asistencia hoy para mi sesión de ejercicio supervisado en el ARED: es cuando configuras una cámara y los entrenadores pueden ver en tiempo real tu forma de ejercitarte y te dan sugerencias.

La propiocepción en el espacio es muy diferente y podrías estar haciendo tus ejercicios con de mala forma, sin darte cuenta, lo que lleva a una reducción de la eficacia o incluso lesiones.

Cuesta un poco acostumbrarse al ARED: por ejemplo, cuando haces una sentadilla, no sólo se mueve la barra de "arriba", sino que en realidad empujas "hacia abajo" la plataforma sobre la que están tus pies. Y toda la máquina es libre de moverse en los tres ejes (así es como se evita realizar cargas sobre la estructura): el primer par de veces que hice sentadillas yo tenía la sensación, después de cada repetición, que la máquina estaba obligándome a caer hacia adelante.

De todos modos, por muy duro que el entrenamiento sea, cuando haces benchpress [tumbado sobre la espalda con el peso a la altura del pecho N.d.T] o abdominales y estás tumbado de espaldas a la plataforma, una cosa es segura: tienes la mejor vista que un gimnasio nunca haya tenido. ¡Estás mirando hacia abajo a la Cupola y a través de las ventanas, hacia el planeta!

Entre las muchas otras actividades de los últimos dos días, yo tuve uno que fue especialmente divertido: Tuve que quitar un conector en un lugar de difícil acceso en el extremo del Lab y por eso tuve que bajar la escotilla de proa del Lab. Es algo muy importante, por cierto: siempre tenemos las escotillas abiertas, por razones de seguridad. En este caso, aunque no cerré la escotilla, sólo la bajé, tuvimos que asegurarnos que todo el mundo estaba en el laboratorio o en la popa del mismo, lo que significa que nadie estuvo aislado de nuestro vehículo de escape (nuestro Soyuz) en el improbable caso de que por alguna razón la escotilla quedase atascada en la posición cerrada.
En la foto puedes ver la escotilla bajada, mientras vuelo hasta llegar al conector. También, en el lado derecho, se puede ver uno de los congeladores MELFI con sus cuatro cajones circulares.
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

L+10: Donando sangre y otros experimentos

En primer lugar, estoy feliz de informar que he proporcionado con éxito cinco tubos de sangre a la ciencia de esta mañana, los he centrifugado obedientemente y puesto en el congelador, en apoyo de los experimentos marcadores salivales y microbioma.

Terry fue asignado a apoyarme aquí a bordo y nuestra entrenadora Penny estaba dispuesta a responder a nuestras preguntas Espacio-Tierra desde Houston ¡a la 1 de la madrugada, hora local! La única cosa que añadiré sobre el tema es que, bien, ¡es bueno tener dos brazos!

Con las muestras de sangre y saliva a seguro en el congelador MELFI, comencé mi día represurizando el airlock del JEM: como recordarás, desplegamos un pequeño satélite usando el brazo robótico japonés la semana pasada y el satélite había sido transferido fuera a través de la esclusa de aire japonés, que se había mantenido en el vacío desde entonces.

Entonces comencé unas series de limpieza, inspección y actividades menores de mantenimiento en el rack Biolab del Columbus, el centro de investigación dedicado a la biología y la ciencia en vivo. El objetivo era asegurarse que Biolab está totalmente dispuesto para realizar próximos experimentos. Las actividades Biolab llevaron un poco menos tiempo de lo previsto, así que estaba libre para iniciar la actividad preenvasado para el inmediato vehículo de carga Dragón: estaremos muy ocupados durante el tiempo en el que estará atracado Dragón, por lo que es necesario tener la carga a retornar ya empaquetada y lista para ser almacenadas rápidamente cuando llegue el momento.

También tomé una muestra de la impresora 3-D que se encuentra en el Glovebox. El dispositivo funciona automáticamente, pero un par de veces al día Butch o yo accedemos a la bandeja de la impresora 3-D y retiramos la muestra que se ha impreso. Todas estas muestras regresarán a la Tierra y se compararán con muestras análogas impresas por el mismo modelo de impresora 3-D en Tierra, para determinar la influencia de la ingravidez.

También realicé un par de ciclos de recarga del tanque de orina en nuestro "Urine Processing Assembly" de los contenedores de orina del baño ruso. Probablemente no es un tema para la hora de la comida, pero si eres curioso acerca de cómo manejamos la orina, y en última instancia el agua, estad atentos ... probablemente ¡un tema de un futuro LogBook!

Por cierto, sin razón alguna he acabado de intentar mantener mis brazos a lo largo de mi cuerpo, en la posición natural en el que han estado toda mi vida estando en pie: es increíble cuanto esfuerzo lleva mantener mis brazos sin peso en esa posición. No es para nada la posición natural en la que quieren estar.

La otra cosa que noté haciendo ejercicio es que mis manos se cansan mucho más de sujetar la barra, por ejemplo durante un ejercicio de levantamiento. No puedo explicarlo, pero Terry sugirió que podría ser debido al hecho de que uso mis manos todo el día para trasladarme a lo largo de los pasamanos. Podría ser ...

De todos modos, tiempo de dormir para mí ya. He estado durmiendo como un bebé desde que llegué aquí: me dejé flotar en mi pequeña cabina para dormir y no tengo presión sobre mi cuerpo en absoluto. Creo que esta es la forma en que siempre he querido dormir!
Creo que esta es la manera en que yo siempre he entendido el sueño

(En la foto puedes ver el Airlock japonés la semana pasada, cuando la puerta exterior estaba abierta y la mesa deslizante extendida hacia afuera para presentar el satélite al brazo robótico).
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

L+11: Aire purificado y olores en la ISS

Ayer fue un día bastante épico en la ISS, gracias a Butch y Terry: un día antes de lo previsto, completaron con éxito una tarea de mantenimiento de varios días extremadamente compleja en una de nuestras dos CDRs - la Unidad de Eliminación de dióxido de carbono.

Con un montón de apoyo de los especialistas de tierra y gran concentración y atención al detalle por su parte, dejaron nuestro CDRA del Nodo 3 de nuevo en forma de modo que hemos regresado a la redundancia completa.

CDRA es un componente vital para nuestra supervivencia en la ISS: en la nave espacial Tierra las plantas se encargan de "eliminar" el CO2 que exhalamos a nuestra atmósfera - en la ISS necesitamos el CDRA.

Por mi parte, tengo que hacer la primera ejecución del experimento de la ESA Skin-B: con tres instrumentos diferentes, tomé una serie de mediciones en una ubicación específica en mi antebrazo (el mismo que utilizamos para la recopilación de datos pre-vuelo).

Primero He utilizado un instrumento que se denomina Tewameter, que mide la evaporación del agua de la superficie de la piel: este es un indicador de la pérdida de agua a través de la piel, que a su vez indica lo buena que es la función de barrera de la piel.

Un segundo instrumento, llamado corneómetro, mide el nivel de humedad. Y, por último, mediante el uso de una pequeña cámara UV de mano pude tomar una imagen muy detallada de la superficie de mi piel.

Mientras que la ciencia es el uso que pretendemos estando aquí, necesitamos, por supuesto, para cuidar nuestra nave y asegurarnos que podemos vivir allí como seres humanos. Como puedes imaginar, un inodoro que funcione bien es ciertamente parte de eso. Ayer por primera vez llegué a acceder a las entrañas de nuestro amado inodoro espacial para una relativamente simple operación de rutina: volver a llenar el tanque de agua de descarga.

Por supuesto, nosotros realmente no tenemos una taza de inodoro sobre la que descargar, pero al comienzo de cada uso, cuando encendemos el ventilador para crear la succión necesaria, una cierta cantidad de una sustancia química pre-tratada, diluida con un poco de agua del tanque de descarga, pasa a través de la tubería - se tarda unos pocos segundos, una luz se apaga y el baño está listo para "Número 1".

De vez en cuando, ese agua de descarga necesita rellenado. Normalmente, sólo tenemos que reconfigurar las válvulas para permitir que el agua fluya en los tanques, pero esto se ha demostrado que causa cierta sobrepresión que ha desencadenado luces de avería en el pasado. Por lo tanto ahora tenemos una instalación temporal para aliviar la presión durante la recarga, como puedes ver en la imagen.

Algo que la gente a menudo se pregunta es: cómo huele en la Estación Espacial. Yo tenía la curiosidad, porque había oído informes contradictorios. Para ser honesta, no puedo reconocer ningún olor especial - parece bastante neutral para mí, los filtros hacen un gran trabajo. Sólo nuestra Soyuz tiene un olor distinto, no estoy segura de qué, pero es muy querida para mí: siempre que floto por allí, ¡me lleva al instante de vuelta al día del lanzamiento!

Ahora, si estás trabajando cerca de un contenedor de residuos sólidos, como yo estuve ayer con el trabajo en el baño, olerás algo. Del mismo modo, olerás algo donde acumulamos basura, ya sea en PMM para almacenamiento temporal o en el ATV en preparación para una reentrada destructiva. Pero, en general, ¡no hay olor desagradable a bordo! ¿O tal vez yo me acostumbré a él ya?
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

L+12: Experimentos y preparando la Navidad

¡Guau - a dónde se fue esta semana! Es increíble lo rápido que pasa el tiempo cuando estás muy ocupado y estás disfrutando lo que estás haciendo. El jueves, Butch y yo estábamos absolutamente convencidos de que era miércoles: el pobre Terry tuvo que mostrarnos el OSTPV (nuestra aplicación de agenda electrónica) para hacernos cambiar de opinión!

Hablando acerca de la planificación, el plan para mí ayer era completar una serie de hisopos para el experimento Microbioma, para el que ya he estado recogiendo orina y sangre toda la semana. Por la mañana me tomé muestras de piel con hisopos en varios lugares de mi cara y brazos. Más tarde repetí algunas de esas muestras después de hacer ejercicio y tomé muestras de superficie en algunos lugares de mucho contacto en la ISS: la barra de elevación ARED que utilizamos para "levantar pesas"; los mandos que giran para abrir y cerrar las persianas de las ventanas de la Cupola; los micrófonos de mano y cosas así. Como de costumbre, todo entra en el congelador MELFI para la devolución siempre que la muestra pueda hacer autostop en un viaje de regreso a la Tierra.

También cambié de sitio una unidad SAMS en el Columbus: las unidades SAMS están instaladas a lo largo de la estación y miden la aceleración. Si estuviéramos en un estado de microgravedad perfecta, el SAMS mediría aceleración cero. Pero, por supuesto, aunque flotamos ingrávidos, no tenemos microgravedad perfecta en la ISS; cualquier impacto en la estructura, sea de una bomba en funcionamiento o de alguien empujando un pasamanos, causa una pequña aceleración localmente que las unidades SAMS pueden medir.

Mirando hacia atrás al trabajo semanal, he intentado arduamente ser mejor en no dejar cosas flotando libres: recordando cerrar correctamente una bolsa llena de artículos, incluso para girarme a otro lado sólo durante unos segundos; comprobando la zona en 3 dimensiones antes de salir de un área de trabajo; asegurando correctamente las cosas con velcro o gomas elásticas, incluso si parece una buena idea sólo presionarlos bajo las rodillas o pegarlas a un pasamanos ... no es una buena idea.

En el lado positivo, sin embargo, el hecho de que las cosas floten también significa que tienes esa tercera mano que siempre has querido, o la cuarta o la quinta ... Digamos que necesitas las dos manos para hacer algo, pero estás sosteniendo algo: bien, siempre y cuando no te gires, puedes simplemente dejar que flote. Una "tercera mano" lo mantendrá flotando en frente tuyo, sólo tienes que darle un empujoncito si comienza a salir de tu campo de visión. ¡Hay algo mágico en verdad acerca de un ambiente sin gravedad! Y es interesante cómo tienes que aprender eso: He escuchado varias veces Butch decirme "Sólo déjalo ir."

Lo último que te voy a decir esta noche: Butch ha colocado nuestro árbol de Navidad en el laboratorio e incluso colgado calcetines para los seis. Así que desde ahora hasta Navidad, si nos encontramos con el plato favorito de alguien buscando en un contenedor de comida, podemos pegarlo en su calcetín!


  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

L+13 L+14: El fin de semana nos damos un baño... o no

Otro fin de semana ha pasado y es el momento de prepararse para una nueva semana de trabajo en el puesto de avanzada de la humanidad en el espacio!

Como escribí el pasado fin de semana, el sábado es el día de la limpieza. Es también el día en el que tienes un poco más de tiempo para la higiene personal, cuando puedes tomar un baño de lujo ... ehm, es broma. Pero, en términos espaciales, sigue siendo un día de lujo: puedes elegir, como yo hice, inaugurar una fresca, limpia, nueva toalla el domingo. No es exactamente tamaño de ducha, más parecida a lo que usarías en casa para el secado de manos, pero sigue siendo agradable.

También recibimos una "ducha en una bolsa" cada dos días: es una de esas toallas de camping que impregnas con agua - la mayoría de los nuestros vienen envueltos en una bolsa con la misma interfaz para el dispensador de agua como las bebidas, por lo que puedes dispensar agua directamente en la bolsa sin salpicar gotas alrededor.

Y tenemos una bolsa de jabón líquido cada dos semanas. Por lo tanto, recapitulando, lavar con tu toalla de camping y el jabón líquido, secar con tu toalla semanal. También tenemos una toallita por semana, normalmente la utilizo para secar el sudor del ejercicio durante una semana, la siguiente semana se gradúa como toalla escupidera para pasta de dientes. Lo sé, muy delicada: muchos astronautas simplemente lo tragan.

Hey, si el escupir en la toalla era ya demasiada información para ti, es posible que desees parar aquí, porque esto se pone mejor. ¿Qué hay sobre cortar las uñas en el espacio? Estoy un poco avergonzada de admitir que había aplazado esta operación hasta ayer, porque estaba un poco intimidada por ello. ¿Cómo asegurarse que no pierdes un trozo de uña cortada en la cabina, que podría terminar en los ojos de alguien? Eso sería muy mala educación espacial. La gente me ha dicho que lo haces cerca hacer una rejilla de ventilación de retorno, pero yo no estaba 100% convencida de que eso funcionaría sin problemas. De todas formas, estoy feliz de informar que funcionó muy bien. Encontré una rejilla de retorno con una malla muy fina y un flujo de aire fuerte y corté con cuidado mis uñas justo en frente de ella y por supuesto, todas los cortes fueron en la dirección correcta y se pegaron a la superficie de la parrilla. Al final sólo tuve que aspirarlas.

Otra cosa que nos gusta hacer los fines de semana, si coincide con la tasa de uso prescrito de alimentos, es rellenar nuestras cajas de platos en el Nodo 1.

Los suministros de alimentos están organizados por tipo, como las carnes, verduras, frutas y nueces, desayuno, etc ... cuando sacamos un nuevo paquete, como el que yo tengo en la foto, lo escaneamos y lo movemos a la localización "comida retirada" en el sistema de inventario, así Tierra siempre sabe como vamos con los alimentos. Pequeñas cajas, como las que se pueden ver en la parte izquierda de las imágenes, sirven como nuestros estantes de la cocina para almacenar los paquetes de alimentos desplegados en Nodo 1. Hay una etiqueta en la parte frontal de cada caja para señalar la fecha en que ese tipo de comida fue repuesta por última vez: de esta forma podemos asegurarnos de que no estamos yendo (consumiendo N.d.T.) con la comida demasiado rápido!
Hoy tengo que relevar a Terry en lo que llamamos "El Deber", una rotación semanal que implica una serie de responsabilidades administrativas y de limpieza: encender las luces de la mañana, apagarlas a la noche, cerrar los postigos de las ventanas de la Cupola a la noche, pero también mantener nuestras Conferencias de planificación diaria con los centros de control y mantener un ojo en el Sumario diario. Este último es un documento que se sube cada mañana a la ISS y contiene alguna información crítica para la seguridad de la Estación (para el caso de que tuvieramos un gran fallo y perdieramos comunicación con Tierra), así como una sección Q&A: preguntas para la tripulación y respuestas a las preguntas que la tripulación planteó antes. También tiene la lista de dotación de todos los centros de control (Capcoms N.d.T.) para los turnos del día, por lo que siempre se puede saber quién está en la consola en Houston, Huntsville, Munich, Tsukuba y Moscú.
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...