miércoles, 7 de enero de 2015

L+43 : Bailando en el espacio durante Nochevieja

¡Lo siento, lo siento, lo siento...!

Mis disculpas, nunca quise que esta bitácora tomara un descanso para las fiestas, pero esto es exactamente lo que acabó sucediendo. No ha sido un tiempo especialmente ocupado aquí arriba en la ISS, pero me tomé un poco más de tiempo para asuntos personales, amigos y familia.

Así pues, aquí estamos, casi ya una semana de 2015. Por cierto, como nuestro Director de Vuelo Jefe Tomas señaló (¡hola Tomas!) Durante todo un mes la fecha del calendario y la fecha GMT coinciden, por lo que sabré en realidad qué día es hoy, para variar.

No sé si alguna vez mencioné esto explícitamente, pero la estación funciona en hora GMT, o más correctamente UTC, que corresponde a la zona horaria de Greenwich. También nos gusta para indicar qué día es contando desde 1 a 365. En la jerga de la estación, hoy es GMT 005. En realidad podría ser que GMT no es una definición correcta para esto, pero es el uso en el mundo de la ISS. Es fácil ver cómo con, digamos, GMT 072 ¡has perdido la pista de la fecha real que es!

GMT 365, por supuesto, era bastante fácil de reconocer como la Nochevieja (Literal: "víspera de Año Nuevo" N.D.T.). Tuvimos buenos momentos celebrándolo varias veces en el módulo de servicio ruso. Comenzamos con la medianoche hora de Moscú, por supuesto, y de allí a la medianoche hora de Europa Central y finalmente nuestra propia medianoche en la estación. Por cierto, muchos se han preguntado si podíamos ver fuegos artificiales desde el espacio. Por desgracia, la sincronización no funcionó muy bien: desde unos pocos días antes de la Nochevieja y hasta hoy no hemos tenido una verdadera y completa noche oscura en la estación. Era lo que llamamos un período "High-Beta", un tiempo en el que las posiciones relativas del Sol, la Tierra y la Estación Espacial son tales que nunca estamos completamente sin luz solar. En otras palabras, hace varios días estábamos volando todo el tiempo muy cerca del terminador, la línea entre el día y la noche en la Tierra. El Sol estaba o justo por encima del horizonte, creando largas sombras muy dramáticas en el planeta, o justo por debajo del horizonte, con el crepúsculo durando hasta el siguiente amanecer.

Lo que más me gustaba eran los tonos de intenso azul y naranja que aparecen en el horizonte de la Tierra justo antes o después de la salida del sol: en High-Beta el momento de esta colorida franja es visible mucho más tiempo, por lo que realmente puedes descansar tu mirada en ella. Pero yo echaba de menos ver las luces de la ciudad y las estrellas en la oscuridad, por lo que bienvenida noche. ¡Te echábamos de menos!

Hey, en Nochevieja realmente bailamos, ¿sabes? No estoy segura que pareciera como bailar desde el exterior, pero ya que nadie nos observó además de nuestra cercana familia espacial aquí, y estábamos muy convencidos que estábamos bailando, bailamos: es nuestra historia, y ¡así lo creemos!

Sasha y Anton incluso tocaron canciones de Adriano Celentano, un cantante italiano muy famoso y ya no tan joven. Él es a día de hoy increiblemente popular en Rusia y tengo todavía que encontrarme un ruso que no conozca sus canciones más populares.

Lo que me lleva de vuelta a una historia de nuestro lanzamiento que me gustaría compartir. Como podrás recordar, Terry, Anton y yo elegimos cada uno unas pocas canciones que sonaron para nosotros en los últimos 40 minutos antes del lanzamiento. Anton decidió incluir algunas canciones de Celentano y seleccionó una de sus canciones favoritas, sin tener ningún conocimiento en absoluto de las letras. Así que imaginen mi sorpresa cuando, sentada en la parte superior de un cohete con la escotilla cerrada y las torres de acceso retraídas, oigo estas palabras en mis auriculares: “E’ inutile suonare qui non aprira’ nessuno, il mondo l’abbiam chiuso fuori con il suo casino!” que se traduce como" No tiene sentido tocar el timbre, nadie abrirá la puerta; hemos dejado el mundo y su caos afuera ". ¡Hablando de escoger la banda sonora correcta!

No solo habíamos cerrado el mundo fuera (o el mundo nos había encerrado dentro), sino  que ¡estábamos con destino al espacio! Después de unas horas llegamos a la Estación Espacial - que era una mañana temprano hace 42 días, por cierto. Una buena ocasión para un recordatorio amistoso de tu amiga Expedición 42: "42" es la respuesta, así que ¡sin miedo y siempre sabiendo dónde está tu toalla!

  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario. Puedes leer aquí la introducción que hice a este Diario de a bordo.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...