jueves, 22 de enero de 2015

L+55: Concurso de Esferas voladoras en la ISS - Zero Robotics 2014

Lo sé, voy un poco atrasada con los diarios, pero paciencia conmigo, todavía quiero traeros una vez más de vuelta a la semana pasada, porque el anterior viernes tuvimos un evento muy especial en la Estación Espacial: Butch, Elena y yo hemos tenido el placer y el honor de acoger en el laboratorio japonés ¡las finales de la competición Zero Robotics 2014!

Para participar en Zero Robótics, los estudiantes de secundaria tienen que escribir el código (-informático- N.d.T.) que controlará un satélite SPHERES (-Esferas- N.d.T.); en la Tierra, por supuesto sólo en simulaciones, pero para los equipos que llegaron a la final, su código controla actualmente una de las SPHERES reales que tenemos en la Estación Espacial.

SPHERES determinan su posición en el espacio gracias a cinco balizas que desplegamos en el JEM, definiendo así el volumen en el cual los satélites pueden operar. Pequeños propulsores permiten a las SPHERES moverse alrededor y girar según sea necesario. El gas para que trabajen los propulsores es CO2, procedente de pequeños tanques que podemos cambiar rápidamente cuando están vacíos.

Al comienzo de cada ejecución situamos dos satélites en una posición y orientación iniciales predeterminadas y los soltamos, dejando que el código de los dos equipos que compiten tomen el control. Mientras observamos las SPHERES moviéndose alrededor de la cabina, también podíamos tener un ojo en la pantalla del ordenador que muestra el entorno virtual en el que los satélites estaban moviéndose, que incluía un asteroide en la mitad del volumen: las tareas para los satélites eran tomar fotos de este asteroide. Pero eso no era suficiente: para ganar puntos, necesitaban apuntar sus antenas a la Tierra y transmitir las imágenes, todo mientras esquivan erupciones solares refugiándose en una zona segura detrás del satélite, o de lo contrario arriesgándose a que sus imágenes almacenadas se corrompieran o incluso el satélite (virtualmente) se dañara si fuera golpeado por una erupción.

No creo que escribir buen código fuera la única habilidad requerida aquí: Zero Robotics es mucho más un juego de estrategia también y era divertido observar los diferentes estilos, unos más cautelosos, otros más agresivos.

La gestión de combustible era también una gran preocupación: para cada ejecución un satélite tenía una cantidad asignada de CO2, una vez que se había consumido no sería capaz de disparar más los propulsores. A no ser que, los satélites se empiecen a mover fuera del volumen permitido, en cuyo caso el código del MIT se haría cargo y enciende los propulsores para traerlos de vuelta.
El MIT (-Instituto Tecnológico de Massachusets- N.d.T.) tiene a cargo SPHERES y las competiciones ZeroRobotics, y la mayoría de los finalistas de Estados Unidos se reunieron allí viendo las finales en directo, mientras que la mayoría de los finalistas europeos estaban en las instalaciones del ESTEC de la ESA en los Países Bajos, ¡incluyendo un equipo que vino nada menos que desde Rusia!
Y varios más finalistas rusos se reunieron en Moscú.

Actualmente, después de las etapas iniciales de la competición del año pasado, los equipos tuvieron que unir sus fuerzas en alianzas de tres: Yo creo que todas las alianzas incluían equipos de los EE.UU. y de Europa, lo que me pareció genial.

Para el registro, los campeones de Zero Robotics 2014 son los LakeElevenVADARS, la alianza del Team Lake (Estados Unidos), Cora´s Eleven (Italia) y VADARS (Estados Unidos). ¡Felicitaciones de corazón!

Y a todos los que participaron, estamos muy orgullosos de vosotros aquí arriba: por vuestro entusiasmo y dedicación en participar en un juego que puso a prueba vuestras habilidades, vuestro pensamiento creativo y vuestra capacidad para trabajar en equipo, incluso a través de los continentes. Moláis chicos. Y para 2015 ... ¡Vamos Zero Robotics!
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario. Puedes leer aquí la introducción que hice a este Diario de a bordo.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...