jueves, 29 de enero de 2015

L+59 L+65: Estudios genéticos con gusanos C. Elegans en la ISS

Un montón de experimentos llenando mis días la semana pasada - lo siento, no te tuve muy actualizado-, pero ¡estamos muy ocupados aquí arriba en el puesto de avanzada de la humanidad en el espacio!

Algunos experimentos eran viejos conocidos, como "Circadian Rhythms" (-Ritmos circadianos- N.d.T.), y varios eran nuevas incorporaciones, como "Airway Monitoring" (-Monitorización de vía aérea- N.d.T.) de la ESA. Hablé de este último ampliamente en mis cuadernos de bitácora de entrenamiento, como por ejemplo en la L-129.

Por ahora, tras algunos problemas de juventud con el hardware (que es bastante complejo y en parte utilizado a bordo por primera vez), Terry y yo obtuvimos todos los datos requeridos para la sesión de presión "normal": en pocas semanas realizaremos la medición de presión reducida, para lo cual nos encerraremos en el Airlock (-la esclusa de aire usada para actividades extravehiculares- N.d.T.) y disminuiremos la presión que nos rodea.
Sabes, no creo que haya ningún técnico de laboratorio en Tierra que tenga que trabajar en tan amplio rango de ciencia como hacemos nosotros: ¡Supongo que todos los laboratorios de la Tierra están más especializados y los científicos y técnicos bien entrenados en tareas específicas de sus disciplinas! Nosotros, por el contrario, no tenemos habilidades refinadas y amplia experiencia en cada una de las actividades científicas que realizamos: en algunos casos hemos tenido una sesión de entrenamiento hace muchos meses, en otros casos tenemos algún tipo de entrenamiento a bordo, como videos o diapositivas.

Y, por supuesto, algunos astronautas tienen una formación en ciencias experimentales, pero no son la mayoría: la mayoría de nosotros dependemos de procedimientos muy detallados y, para las operaciones más complejas, soporte en tiempo real de la Tierra por los desarrolladores de los experimentos y/o los investigadores. A veces sólo nos hablan a través de los comunicadores regulares de turno (-los CAPCOMs- N.d.T.) en los centros de control, como el Eurocom para actividades de la ESA, mientras a veces incluso son autorizados a hablarnos directamente en un canal espacio-tierra, que en ese caso se dedica sólo para ellos.

Mi propia experiencia en la ciencia es limitada -la que se obtiene con un grado de ingeniería- y si hubiera elegido una educación en ciencia, en lugar de ingeniería, habría sido la física, por lo que incluso entonces apenas habría tenido la oportunidad de trabajar con cultivos celulares y experimentos multi-generacionales en moscas de la fruta y gusanos. Y no estoy segura que estuviera destinada para ella en un trabajo a tiempo completo - probablemente requiere más paciencia de la que poseo - ¡pero obtengo un montón de diversión trabajando en estos experimentos aquí en la ISS!

Por ejemplo, el lunes me puse a trabajar de nuevo en el experimento "Epigenetics" (-Epigenética- N.d.T.). Mis amiguitos en este caso no son moscas de la fruta, sino otro animal utilizado comúnmente en la investigación como un modelo para los organismos más grandes: un gusano de un milímetro de largo llamado Caenorhabditis Elegans, para los amigos C. Elegans. Y al igual que con las moscas de la fruta, los queremos para hacer bebés: un total de cuatro generaciones crecerán a bordo y especímenes de cada generación (adultos y larvas) se conservarán en el congelador para retornarlos (-a Tierra- N.d.T.).

La Dragón nos trajo a los C.elegans inicialmente en jeringas y las inyecté en bolsas de cultivo la semana pasada para comenzar la incubación. Luego, el lunes extraje los bebés usando una jeringa especial equipada con un filtro, que no dejaría pasar a su través a los grandes gusanos adultos. Los adultos de la primera generación se quedaron en la bolsa de cultivo original y fueron congelados, mientras que inserté los bebés de segunda generación a otra bolsa de cultivo para dejarles incubar más. El propósito del experimento, como su nombre indica, es estudiar los cambios epigenéticos heredados: esto significa cambios en la expresión genética, pero no en el propio ADN. Pongámoslo de esta manera: el entorno no puede cambiar los genes en tu ADN, pero puede afectar a cómo tus genes se expresan, o "activan". Los gusanos se adaptarán a la ingravidez y eso causará cambios en su expresión genética, así que la pregunta es: ¿cómo, en todo caso, serán heredados estos cambios por la descendencia?

Fascinante, ¿no?
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario. Puedes leer aquí la introducción que hice a este Diario de a bordo.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...