sábado, 31 de enero de 2015

L+66 L+67: Preparando el retorno de las naves de suministro de la ISS: Dragón y ATV

En la última bitácora he mencionado que la ISS es un laboratorio muy ocupado estos días, con muchos experimentos funcionando en paralelo en múltiples disciplinas. Al mismo tiempo, esto también es un puerto espacial donde naves espaciales llenas de preciadas cargas van y vienen. Y justo ahora, tenemos dos vehículos, la Dragón y el ATV, que van a abandonarnos en las próximas dos semanas y necesitan ser preparadas para la marcha y la reentrada. Así, por un par de días me he (en su mayoría) quitado mi bata virtual de laboratorio, me he arremangando y metido en el modo carga-embalado-estibaje.

Cargar un vehículo para la reentrada en la atmósfera es un proceso delicado: la masa global y cómo se distribuye esta masa (por consiguiente el centro de masa) necesita ser conocido con bastante precisión a fin de calcular correctamente los encendidos (-de los motores de la nave- N.d.T.) de la reentrada para la trayectoria de regreso deseada. Esto es especialmente cierto para un vehículo que se recupera en la Tierra, como la Dragón, pero también es muy importante para el ATV-5, porque esta nave realizará una reentrada especial controlada en las fases iniciales para recopilar datos que ayudarán a preparar la salida de órbita de la Estación Espacial (cuando llegue ese momento, que no es en el corto plazo). ¡Estoy segura que serás capaz de leer todo acerca de la llamada "reentrada poco profunda" de ATV-5 en el blog del ATV!

Como probablemente sabes, el ATV se destruye en la atmósfera, por lo que lo cargamos con la basura: residuos, materiales de embalaje, ropa usada y artículos desechados. Y nos estamos asegurando que lo llenamos hasta el máximo, porque después de la pérdida de la misión Orbital-3 en el lanzamiento de octubre pasado, la logística a bordo se ha convertido en un reto: tenemos un montón de "cosas" (término espacial muy técnico), ¡que se suponía que iban a estar fuera ya! También por esta razón, estamos incluso poniendo una cantidad limitada de basura en la Dragón, aunque este vehículo es recuperado intacto en el suelo (o más específicamente en el océano) y por lo tanto su trabajo principal es devolver carga (-útil.  Retorno de experimentos- N.d.T.) de vuelta a casa.
Pero, ¿cómo funciona todo esto, si la distribución de masa tiene que ser tan precisa? Bueno, en realidad no lo sé muy bien. Hay algún milagro de planificación y coordinación ocurriendo en Tierra y recibimos dos productos a bordo: una lista de carga, que enumera todas las bolsas, su contenido, dónde conseguirlos, dónde ponerlos e instrucciones especiales de embalaje; y un mensaje de la coreografía, que te dice en qué orden hacer el embalaje y, de nuevo, instrucciones especiales (cómo tomar fotografías, remitir un número de serie, embalar un elemento en una dirección particular). Si hay algo de espacio libre en las bolsas, lo llenamos con espuma de relleno que traía la carga que nos enviaron, en bolsas de autocierre de ropa antigua. Y luego espero que cabrán en sus zonas de estiba asignadas - que por supuesto tienen un código de ubicación, por lo que siempre sabemos exactamente donde se supone que va cada bolsa.

El miércoles, ya que estábamos ocupados planificando, los controladores de vuelo voltearon la estación unos 180 grados - en lugar de volar con el Nodo 2 hacia adelante, terminamos volando con el módulo de servicio ruso a la cabeza. Fue absolutamente imperceptible para mí - de hecho, lo había olvidado. Me hubiera dado cuenta de inmediato si hubiera mirado fuera por la Cupola, por supuesto, pero eso no era posible, porque las persianas (-paneles que se cierran para proteger sus ventanas- N.d.T.) tuvieron que ser cerradas todo el día debido a la serie de maniobras. He aquí un nuevo trastorno psicológico para ti: ¡Síndrome de Abstinencia de Cupola!

Entonces, ¿por qué volamos "hacia atrás", el miércoles? Bueno, hemos tenido que apuntar los propulsores del ATV hacia adelante, de modo que pudieran ser encendidos para frenar la estación un poco, lo suficiente para bajar el apogeo (la parte más alta de la órbita) en un par de kilómetros. Utilizamos normalmente al ATV para hacer justo lo contrario - elevar la órbita periódicamente, con un reboost ("re-empuje" -el encendido de los motores que hace que la ISS suba unos kms. su órbita para compensar el descenso periódico que el arrastre atmosférico supone a la Estación- N.d.T.) - pero esta vez un "deboost" (-encendido apuntando hacia Tierra- N.d.T.) era necesario para situar nuestra órbita adecuadamente para el siguiente vehículo Progress que viene.

El deboost duró aproximadamente 4 min: Yo flotaba quieta en Lab de Estados Unidos y me dejé ser propulsada hacia el otro lado del módulo (-imagina lo que te pasaría a ti cuando vas de pie en la parte trasera de un autobús sin ningún agarre, y este frena- N.d.T.) mientras el ATV estaba empujando la estación a mi alrededor. ¡Fue muy divertido!
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario. Puedes leer aquí la introducción que hice a este Diario de a bordo.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, al francés en el sitio Cap sur l'espace y al alemán en el sitio Logbuch ISS

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...