viernes, 15 de enero de 2016

Dream Chaser Cargo: ¡a volar!

Ayer día 14 la NASA resolvió la adjudicación de los nuevos contratos de Servicio de Reabastecimiento a la ISS (Commercial Resupply Services o CRS-2) para el periodo que va de 2019 hasta 2024.
Tres han sido las empresas que han obtenido contratos (aún por determinar en cuanto a masa lanzadas y remuneraciónes), dos de ellas ya estaban lanzando cargas en la actualidad con la nave Dragon y la nave Cygnus.... y la tercera elegida es Sierra Nevada Corporation -SNC- con su nave Dream Chaser Cargo.

Si tras desvelarse los ganadores del contrato para naves tripuladas nos mostramos en este blog muy apesadumbrados por la derrota del mini-transbordador espacial tripulado Dream Chaser, hoy hay que decir que se abre una pequeña puerta para su ¿futuro regreso?

SNC había mantenido, dentro de la limitada posición económica que la perdida de aquel contrato le supuso, el desarrollo del Dream Chaser, poniendo el foco en la versión Cargo con vistas a este objetivo hoy alcanzado.

La versión de carga del Dream Chaser tiene un par de diferencias importantes en comparación con la tripulada:
  1. Las alas se pliegan en sus extremos, -a diferencia de la versión tripulada que no iría carenada-, para así poder ser lanzado en cofias estándar de 5 metros de diámetro.
  2. En segundo lugar, está la presencia de un módulo de almacenamiento pequeño, equipado con paneles solares y un puerto de acoplamiento, que está conectado a la popa del Dream Chaser, y que puede llevar cargas internas y externas. Este elemento es desechado, -con basura de la ISS a bordo por ejemplo-, antes de la reentrada.
Los posibles lanzadores de la nave. Imagen SNC. Captura del vídeo mostrado debajo.

La nave despliega sus alas y los paneles del módulo de popa. Imagen SNC. Captura del vídeo mostrado debajo.
Los lanzadores a usar por la Dream Chaser serán los Atlas 5 que utilizarían la misma plataforma de despegue que la futura Starliner tripulada de Boeing, aunque SNC también afirma poder lanzarla a bordo del Ariane 5, lo que sería una mágnifica noticia para Europa.

Aparte de los vuelos de carga que puedan realizar Japón con su HTV y Rusia con sus venerables Progress, la NASA se asegura tener tres vehículos independientes para suministrar a la ISS, lo que ayudará a minimizar fallos que pueda haber en el lanzamiento, cosa que ya ha sucedido.
Puede acoplarse de forma autónoma o hacerse mediante el brazo robotico de la ISS por los astronautas de a bordo. Imagen SNC. Captura del vídeo mostrado debajo.

La nave acoplada: puede con sus propulsores modificar la órbita de la ISS. Imagen SNC. Captura del vídeo mostrado debajo.

El módulo de carga se separa antes de la reentrada. Imagen SNC. Captura del vídeo mostrado debajo.

Otra ventaja: la carga se puede llevar a cualquier pista de aeropuerto y puede ser descargada inmediatamente. Imagen SNC. Captura del vídeo mostrado debajo.

Tardaremos en verla volar al menos tres años, pero esto hace que se reabran mis esperanzas de ver un avión espacial tripulado de nuevo en órbita. Esperemos que SNC se aplique y resuelva los muchos objetivos previos que aún le quedan por demostrar al pequeño transbordador alado antes de salir a la órbita.


Canal Youtube de SNC

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...