martes, 18 de mayo de 2010

Todo estaba oscuro y no vio que ....

...sigilosamente, sin hacer ruido (debido a la falta de aire) se le acercaba un brazo robótico de construcción canadiense.
El explorador espacial no tenía escapatoria.  Se había adentrado en el bosque de estrellas sin reparar que la puerta de su casa se hallaba a gran distancia.  Debería desplazarse a gran velocidad, más de 28.000 km/h, si quería sobrevivir a esa asfixiante situación.

Qué dramatico me ha quedado.
Nuestro fotógrafo espacial de cabecera nos envía otra bonita imagen.  El día que Soichi Noguchi aterrice creo que lo vamos a echar de menos.
Two robot arms and one spacewalker. on Twitpic
Pincha en la foto para verla en grande.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...