domingo, 21 de diciembre de 2014

L+1 a L+7 : Despegue y Primera semana en la ISS

L+1: El asombro de ver acercarse la ISS

¡Guao, guao, guao! Son las 22:00 aquí en la Estación Espacial Internacional (seguimos la hora GMT), estoy llegando al final de mi primer día en el espacio y no puedo ni siquiera empezar a describir la experiencia de las últimas 30 horas más o menos. De verdad, no lo sé.

Decir adiós a mi familia, vistiéndome para el lanzamiento, llegando a la plataforma de lanzamiento, subiendo en el ascensor, instalándome... y luego el lanzamiento, este viaje salvaje a la órbita y luego un corte abrupto del motor y sentir mi cuerpo queriendo flotar fuera de mi asiento. Y los primeros atisbos de la Tierra: mi primera salida del sol, las estrellas. Mi primera vista de la ISS a medida que nos acercábamos (más sobre esto, después) y luego flotando a través de la escotilla en los cálidos abrazos de Sasha, Elena y Butch.
Los primeros intentos torpes "volando", teniendo nuestra primera comida, Butch nos dió la sesión informativa sobre el aseo, Terry llamándome para ver un amanecer desde la Cupola .. y muchas más impresiones. Le costará días a mi cerebro procesarlo todo y prometo que voy a compartir todo lo que pueda!

Por ahora, voy a hablaros de un momento, que fue tan afortunado como inesperado. Ya sabes, cuando vuelas a la Estación Espacial en la Soyuz, a menos que seas el comandante sentado en el asiento central, sólo puedes ver tu destino desde muy lejos, en la vista de la cámara en blanco y negro (la misma imagen que es transmitida a Misión control y normalmente mostrada durante la cobertura del acoplamiento por los medios). Sentado a la izquierda o a la derecha, solo tienes una vista lateral y no hay manera de ver la Estación Espacial hasta que estas muy cerca y partes de ella empiezan a entrar en tu campo de visión. Antes del vuelo, los anteriores viajeros en Soyuz me habían recordado empezar a buscar la estación espacial en la ventana lateral en la última parte del acercamiento y así lo hice: pero yo no estaba preparada en absoluto para lo que vi cuando estábamos a unos 30-40 metros.

Yo había aflojado los cinturones de mis hombros un poco en ese momento, así que estaba flotando sobre mi asiento. Cuando me volví a mirar al exterior, en un primer momento miré hacia atrás y vi uno de nuestros paneles solares del Soyuz, que yo había visto antes, por supuesto. Entonces mis ojos captaron algo en la visión periférica. Y mientras lentamente volvía la mirada y cuando me di cuenta de lo que estaba viendo, me invadió puro asombro y alegría: la Estación Espacial estaba allí, pero no cualquier vista. Los enormes paneles solares estaban inundados en un resplandor de luz naranja, vívida, cálida casi extraterrestre. No pude menos que exclamar algo en voz alta, que es probable que pudieras oir en las grabaciones de nuestro acoplamiento, ya que en ese momento estábamos "hot mic" (microfono abierto NdT) con el Control de Misión. Anton me recordó eso así que traté de contener mi asombro y volver a la monitorización del acoplamiento. Cuando me asomé de nuevo más tarde, el resplandor naranja se había ido.

Butch me dijo más tarde que había oído mi asombro a través de la comunicación cuando "la estación se había vuelto de color naranja." Yo no lo sabía, pero aparentemente hay sólo unos pocos segundos durante la transición día-noche que la estación está iluminado por ese increíble resplandor naranja. ¡Y ocurrió exactamente cuando miré fuera! Me siento muy afortunada de tener una primera visión tan particular de nuestro puesto de avanzada humano en el espacio: ¡una gran bienvenida!

Que sólo fue superado, por cierto, por la increíble bienvenida que nuestros veteranos compañeros de tripulación Sasha, Elena y Butch prepararon para nosotros!

Inmediatamente después de nuestra llegada nos llevaron al Módulo de Servicio para decir hola a nuestros amigos y familiares en Baikonur y tan pronto como tuvimos unos pocos minutos sin cobertura de comunicaciones comenzaron a "poner la mesa" con toda la comida que habían calentado ya para nosotros!
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

L+2: Aprendiendo a volar en ingravidez

Aquí estoy, ¡acabando mi primer día "regular" en la Estación Espacial Internacional! En cierto modo, siento que llegué aquí hace mucho tiempo: cuando descubres cosas nuevas cada minuto y tu mente está absorbiendo tantas experiencias e información, parece que el tiempo se expande. Es difícil de creer que llegamos ayer por la mañana, el lanzamiento se siente ya tan lejos.

Por otro lado, cada vez que me topo con algo debido a mis habilidades voladoras de novata, o cada vez que necesito preguntar algo a Butch (que es cada pocos minutos), se me recuerda que no he hecho más que llegar y ¡que tengo mucho que aprender!

Butch, por supuesto, es nuestro tripulante veterano en el lado no-ruso de la Estación, el ha estado aquí desde septiembre. Y, afortunadamente, él es un dechado de paciencia. El dejó claro desde el principio que la regla número 1 es: no dudes en hacer una pregunta, incluso si sabes que lo estás preguntando por 15ª vez!

Estoy agradecida de que he tenido el lujo de un calendario más bien ligero para este primer día. Sobre todo, he hecho trabajo de preparación para los próximos experimentos. Más tarde esta semana Sasha, Elena y yo instalaremos el experimento Plasma Kristall 4 (PK4) en Columbus, y por eso tuve que hacer un poco de limpieza y reconfiguración de almacenaje. En sí mismo es una tarea fácil, pero todo un reto cuando usted acabas de llegar al espacio y todavía no tienes un perfecto control de su cuerpo, y mucho menos de cinco grandes bolsas que tienes que manejar de alguna manera mientras accedes a un compartimento en particular. Encontrar un elemento determinado en una bolsa, entonces, también puede ser un reto, si la bolsa está llena de otros artículos pequeños que no te interesan, sino que simplemente se niegan a permanecer en el interior.

Además de las tareas relacionadas con PK4 yo también tenía asignado hacer el trabajo de preparación para el experimento de la Agencia Espacial Italiana "Blind and Imagined": Reuní todo el equipo y lo almacené temporalmente en el laboratorio japonés JEM, donde el experimento tendrá lugar, y tendí algunos cables.

Yo también tuvé un poco de auto-estudio (lo llamamos formación a bordo) para operar el demostrador de impresora 3D que está a bordo; ya que esta sesión de estudio estaba en mi agenda, espero que podré trabajar con la impresora 3D pronto!

En cuanto a volar: es muy divertido, pero no tan fácil! Sobre todo el laboratorio estadounidense (Destiny) es un reto, porque los rack frontales están llenos de equipos que un aviador torpe como yo podría potencialmente dañar.
Pero bueno, esta noche ya me sentía mucho más confiada que esta mañana, así que espero que pronto seré una experta volando. Una cosa es segura: es una gran sensación!
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace


L+3: Experimentos para ver la orientación espacial del cerebro 

Con algo de retraso, unas palabras sobre mi día de ayer en puesto de avanzada en el espacio de la humanidad!

La mayor parte de las actividades de mi día fueron dedicados al experimento Agencia Espacial Italiana "Blind and Imagined".

Confieso, no es el aparato experimental mas simple, sobre todo para el visitante de la ISS con el menor tiempo en el espacio (que sería yo, al menos por unos días más - bueno, tienes que encontrar tus records donde puedes!).

"Blind and Imagined" tiene lugar en el laboratorio japonés JEM y requiere preparar un conjunto de cuatro cámaras llamado Elite, que monitorizan un volumen específico en el módulo. Dentro de ese volumen, el sujeto realiza una serie de movimientos y el movimiento en tres dimensiones es seguido precisamente por las cámaras Elite, gracias a una serie de marcadores reflectantes unidos al cuerpo del sujeto: son básicamente pequeñas esferas, del tamaño de una canica, con propiedades ópticas especiales. se sujetan en una tira adhesiva y pueden aplicarse en la piel tanto: Tuve que poner un número en ellos en el lado derecho de mi cuerpo, desde el tobillo hasta la frente, incluyendo unas cuantas en la mano para la segunda parte de el protocolo, en el que tuve que imaginar lanzar una pelota a un blanco con diferentes niveles de fuerza. En el primero de ellos, en cambio, tuve que llegar a un objetivo en frente de mí, doblando las caderas y los tobillos, en algún momento con los ojos abiertos, a veces con los ojos cerrados.

El experimento está destinado a estudiar la adaptación sensorial de movimiento en el espacio. ¿Cómo adapta vuestro cerebro su estrategia para controlar el movimiento y el equilibrio en estas ajenas condiciones de ingravidez?

Cualquier entendimiento que ganemos en el funcionamiento del cerebro podría ayudarnos en el tiempo para el tratamiento de personas con trastornos neurológicos o lesiones.

Bueno, a los investigadores de "Blind and Imagined" sacarán sus conclusiones de los datos, pero realmente me divierto observando los trucos que mi cerebro juega en mí. Por ejemplo, cuando me encuentro en movimiento a lo largo de, por ejemplo, el techo, mi cerebro piensa que ese es el suelo, y cuando tomo un giro a un módulo lateral constantemente estoy tentada de hacer un giro equivocado Porque mi cerebro espera que sea en el lado opuesto. O a veces tengo que hacer un esfuerzo consciente durante un segundo o dos para averiguar dónde estoy: ¿es el suelo, el techo, una pared?

Estoy segura de que todo será más rápido con el tiempo, o al menos eso dice Butch.
Además, ayer tuve unos estupendos espárragos rehidratados, de lejos mi vegetal favorito rehidratado, del Restaurante autoservicio del Nodo 1!
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

L+4: Organizando la distribución de mi camarote

Ayer Terry, Butch y yo tuvimos un día libre para celebrar la fiesta de Acción de Gracias de Estados Unidos. Me gusta la idea de tener un día dedicado específicamente a la gratitud y las cosas a las que estamos agradecidos: por mi parte, yo estaba muy contenta con el día libre!

Yo tuve que hacer algo de trabajo, principalmente en apoyo de nuestros colegas rusos Sasha y Elena que trabajan en el (módulo N.d.T.) Columbus en el montaje del experimento Plasma Kristall 4, pero la mayor parte del día la podría utilizar para hacer mi vida en el espacio un poco más organizada y empezar a usar las máquinas de ejercicio físico.

Mi mayor logro ha sido la organización de mi pequeña estación de dormir: es aproximadamente del tamaño de una cabina de teléfono y contiene, por supuesto, mi saco de dormir, que normalmente enrollo y almaceno donde no pueda molestar durante el día.

Mis dos ordenadores portátiles personales también residen en mi estación de dormir y un sujetapies esta conveniente situado en el suelo para proporcionar anclaje mientras se trabaja en las ordenadores portátiles. Uno se llama SSC y puedo usarlo para mirar la programación (del trabajo N.d.T.), para utilizar mi correo electrónico de a bordo, para leer los procedimientos, para descargar imágenes y vídeos a Tierra, para buscar el sistema de gestión de inventario y mucho más -está conectado a la red de a bordo, por lo que incluso puedo acceder a ella desde mi iPad (que también está en mi estación de dormir).

El segundo ordenador está completamente desconectado de la red de a bordo y se puede utilizar para iniciar sesión de forma remota a una imagen en un servidor en Houston: es nuestra manera de conectarse a internet.

También mantengo en mi estación de dormir de la ropa que uso actualmente, algunos artículos de higiene como desodorante, crema de manos y lápiz de labios, una bolsa de agua con pajita que puedo volver a rellenar en el dispensador de agua en el módulo de cerca, mi cuaderno de bitácora.

¿Cómo puedo asegurar todo esto? Bueno, como en todas partes en la estación: con velcro, cuerdas de goma y clips (con velcro en ellos). Por suerte, muchas personas han vivido aquí antes que yo (el último, mi compañero Shenanigan Alex!), Así que todo lo que se necesita para un espacio de alojamiento de 5 estrellas, ya está configurado.

Ah, mi cámara con flash está aquí también. Para las fotos internas, tratamos de utilizar "nuestras propias" cámaras tanto como sea posible: hace que sea más fácil tomar fotos y descargarlas. No es sólo acerca de tomar fotos de nuestra vida y trabajo a bordo: muy a menudo de Tierra pedirán que foto-documentemos una pieza de equipo o una actividad.

Como ya he dicho, yo también tuve mi primer entrenamiento de ayer, primero de CEVIS, nuestro ergómetro, y luego en ARED, Advanced Resistive Exercise Device [aparato avanzado de ejercicio con resistencia—N.d.T.], en el que podemos realizar un número de ejercicios, de sentadillas a las presas de banco. Butch nos dio una gran charla sobre las peculiaridades de estas máquinas, especialmente ARED: si no lo tratamos bien, se romperá, algo que realmente no queremos. ¡Necesitamos ejercicio para preservar nuestros músculos y huesos!
La foto fue tomada por Butch desde la Cupola. Uno de estos días voy a tomar una cámara y mostraré la vista desde el otro lado. ¡Sin duda la mejor vista desde una máquina de ejercicio, dentro y fuera del planeta!
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

L+5: Ecografías sin gel en el espacio

Ayer Terry y yo tuvimos un día más (me imagino que el último) con un horario de trabajo más ligero que incluía tiempo para la orientación y para el traspaso con Butch. Aún así, tengo que hacer un montón de diferentes actividades tanto en el lado de carga útil (que es un nombre fantástico para la ciencia) y en el lado sistemas (otro nombre de fantasía para los trabajos de mantenimiento en la Estación Espacial en sí).

Por el lado de la ciencia, realicé una sesión de ultrasonido para la Agencia Espacial Italiana, experimento Drain Brain. El hardware específico de este experimento se perdió en el percance Orbital [lanzamiento fallido del Cygnus que acabó en explosión- N.d.T.], pero un hardware de reemplazo estará en camino pronto a bordo de la misión de carga SpX-5. Mientras tanto, podríamos obtener ciencia empezando con el equipo de ultrasonido estándar de la Estación Espacial.

Por supuesto, no soy capaz de hacer un ultrasonido a mi misma: un canal de audio privado fue conectado con el Investigador Principal en Tierra, quien proporciona orientación a distancia basada en datos en tiempo real de la máquina de ultrasonido. Él también pudo ver una conexión de video en vivo mía realizando las operaciones. Las cosas fueron bastante bien, sobre todo gracias al hecho de que en la mañana había asistido a Butch a realizar su ultrasonido (uno más complejo, que requiere dos personas) para el experimento Cardio-Ox. Butch me había enseñado un gran truco para ultrasonidos en el espacio: no hay necesidad de usar un gel pegajoso en la sonda de ultrasonido, simplemente puedes utilizar agua!

Ayer también tenía que hacer mi primer mantenimiento de sistemas, sustituyendo de uno de los muchos componentes de nuestro sistema de recuperación de agua: es el equipo que produce nuestra agua potable a partir de la (ya pre-procesada) orina y del condensado (el agua recuperada del aire de la cabina, por ejemplo de nuestro sudor o de la respiración).
También estoy feliz de informar que tuve una oportunidad de trabajar en nuestro vehículo carga europea, el ATV5. Nada muy complejo, realmente: introduje un poco de gas de los tanques de ATV en la atmósfera de la estación, aumentando nuestra presión a bordo en 7 mm de mercurio.

También tenía programado hacer una inspección visual de nuestra cinta T2, en particular, de los elementos que componen su sistema para aislar de vibraciones. Como puedes imaginar, no queremos transmitir grandes cargas sobre la estructura de la estación cuando corremos: por un lado, para preservar la vida útil de la ISS; por otra parte, ¡sería difícil hacer ciencia de microgravedad si la Estación estuviera temblando mientras estamos corriendo!
Buenas noticias, nuestro sistema de aislamiento de vibración está en gran forma! Sin embargo, algunas actividades requieren que no haya actividad en T2. Ayer, tuvimos unas cuantas horas de "No T2" en las limitaciones a la tripulación en nuestra programación electrónica. Esto se debe a que JAXA estaba moviendo el brazo robótico japonés para el despliegue del satélite Spinsat, que ocurrió con éxito.
En la imagen, puedes ver parte del SpinSat cuando todavía estaba en la mesa de deslizamiento de la esclusa de aire japonesa (se parece a una esfera de metal). En ese momento, el brazo robótico Japonés estaba a punto de moverse para agarrar el satélite con su dispositivo de liberación y echamos un vistazo desde las ventanas del JEM.
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

L+6 L+7: Qué hacemos un fin de semana en la ISS

El primer fin de semana en el espacio acabó, es tiempo para prepararse para la primera semana completa de trabajo en la Estación Espacial. Pero ¿cómo han sido aquí arriba estos dos últimos días?

Bueno, por una cosa, más privado, ya que las cámaras de a bordo no están conectadas para descargar vídeo en directo en el fin de semana. También, muy tranquilo, hasta el punto de sentirse extraño: las llamadas desde Tierra son muy raras y por lo general sólo contienen comunicaciones breves, por ejemplo notificar a un miembro de la tripulación que un canal espacio-Tierra ha sido privatizado para una conferencia privada con el médico de vuelo o con la familia. Tuve ambos este fin de semana, pero sólo porque he llegado recientemente en la estación y el tiempo cara a cara con el médico de vuelo está programado más a menudo.

En el futuro, excepto en caso de problemas médicos, hablaremos sólo una vez a la semana durante un día de trabajo. La conferencia privada de la familia, por el contrario, es un evento semanal que suele ser el fin de semana. Con la webcam, puedes enseñar a tu familia la estación espacial o incluso una vista desde la Cupola!

El sábado es también día de limpieza. Nuestro comandante de la ISS, Butch, nos asigna a los diferentes módulos no rusos: él se ocupó del Nodo 3 y el PMM. Terry limpió el Nodo 1, el Airlock y Laboratorio y yo dediqué mi trabajo al Nodo 2, Columbus y el JEM. Por supuesto, tenía la tarea más fácil, ya que los módulos más difíciles de limpiar son ciertamente Nodo 3 (donde tenemos el inodoro y el equipo de ejercicio) y el Nodo 1 (donde comemos). Pero rotaremos en las próximas semanas, por lo que todos tendremos nuestra parte de la diversión.

Para limpiar usamos la aspiradora en todas las rejillas de ventilación: especialmente las rejillas de retorno están bastante sucias, porque todos los pequeños restos que flotan en la cabina son llevados por la corriente de aire a una rejilla u otra. Es muy importante mantener las rejillas limpias para asegurar una adecuada circulación de aire en toda la estación. La retirada del dioxido de Carbono y la introducción de oxígeno sólo se producen en ciertos sitios y la correcta circulación asegura que tenemos en todas partes una buena atmósfera para respirar.

Después de pasar la aspiradora, utilizamos toallitas desinfectantes para limpiar las superficies de uso más frecuente: los pasamanos, los micrófonos de mano, los ordenadores. Y aprovechamos la oportunidad para un chequeo general, por ejemplo asegurándonos que no hay salidas o entradas de ventilación obstruidas por algo almacenado demasiado cerca frente a ellas.
En la foto, estoy limpiando nuestros alojamientos de tripulación en el Nodo 2. Este es el mío, en la ubicación de la cubierta [abajo —N.d.T.]. Butch y Terry viven en los sitios de babor y estribor [izquierda y derecha —N.d.T.] y Sasha vive en el alojamiento que está en el techo. Anton y Elena tienen sus alojamientos en el módulo de servicio ruso. [Zvezda N.d.T.]
  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

2 comentarios:

Diego F. dijo...

Excelente artículo.

Carlos Lallana Borobio dijo...

Gracias, Diego.
Pero el mérito es de Samantha que nos va contando sus experiencias en órbita.

Gracias por pasar por mi blog.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...