domingo, 16 de junio de 2013

Se cumplen 50 años de la primera mujer que salió al espacio: Valentina Tereshkova

Y hacían bien los analistas norteamericanos en no fiarse de los soviéticos tras el lanzamiento de Vostok-5. Dos días después, Pravda anunciaba al mundo entero que la Unión Soviética que el 16 de junio había lanzado la cosmonave Vostok-6 a bordo de la cual viajaba la Alférez de la Fuerza Aérea Valentina V. Tereshkova (Валенти́на В. Терешкова).

Realmente se trataba de una civil. Cuando los líderes soviéticos se dieron cuenta de la potencia propagandística que podría tener el poner en el espacio una mujer, para enseñar al mundo el sistema igualitario que existía en la Unión Soviética decidieron que para ese vuelo buscarían, no entre las Fuerzas Aéreas, donde no había mujeres piloto, sino en los aeroclubes para hallar expertas paracaidistas. De cualquier forma la Vostok podía realizar su vuelo de manera automática.

Así, comenzaron la búsqueda, eligiendo al final al cinco mujeres: Irina B. Solovyova, con varios records paracaidistas, Zhanna D. Yerkina, Tatiyana D. Kuznetsova, Valentina L. Ponomaryova, la única mujer piloto, y Valentina V. Tereshkova.
Rapidamente comenzaron su entrenamiento. Su preparación fue acelerada y el curso de cosmonauta sólo duró de marzo a noviembre de 1962. Y otros seis meses la preparación específica para el vuelo.
Vladislav Volkov, ingeniero de Energia, y luego malogrado cosmonauta (Soyuz 11) enseña como se fabrica una capsula Vostok a dos de las candidatas.

Titov y Tereshkova durante una clase teórica.

Tereshkova era "hija del proletariado", su padre era tractorista y su madre trabajaba en una industria textil. De hecho la propia Valentina tambien trabajó en eso. Pero además era una consumada paracaidista, su primer salto lo dió a los 22 años. Las malas lenguas indican que ese origen proletario fue un factor determinante a la hora de asignarla al vuelo por delante de una piloto como Ponomaryova.
Tereshkova fue una empleada de la industria textil.

Tereshkova realizando un salto en paracaídas durante su preparación para el vuelo.
Tereshkova en la camara de aislamiento.

Tras finalizar los entrenamientos, Nikolai Kamanin, jefe de los cosmonautas lee quién volará en la nave Vostok: Tereshkova será la titular, Solovyova su suplente y Ponomaryova la reserva.

De izda a dcha. Ponomaryova, Solovyova y Tereshkova.

Junto con los cosmonautas de Vostok-5, todo el grupo femenino viaja hacia el cosmódromo de Baykonur, en el más absoluto de los secretos. Ni siquiera sus familias sabían qué estaban haciendo.
Las candidatas descienden del avión en Baykonur. De delante a atrás: Tereshkova, Ponomaryova, Yerkina, Solovyova.

Bykovsky ha sido lanzado hace dos días, y cuando su nave pase por la vertical de Baykonur, Valentina, de 26 años, será lanzada al espacio. Su call-sign o nombre clave es Chaika, gaviota en ruso.
Tereshkova, ya vestida, desciende del autobús que la ha llevado a la rampa. Tras ella a la derecha A. Leonov, y a la izquierda su futuro marido: A. Nikolayev.

Valentina saluda a los presentes antes de subir al ascensor que la llevará a la cápsula.

El 16 de junio de 1963 a las 09:29 UTC es lanzada al espacio. Su nave entrará en órbita y se hallará a tan solo 4'5 kms de distancia de la nave Vostok-5, aunque sus naves no tienen capacidad de maniobra y no volverán a estar tan cerca.

Valentina estuvo en el espacio durante 2 días 22 horas y 50 minutos, más que todo el programa Mercury estadounidense junto.
Sus objetivos, similares a los de Bykovsky eran observaciones de estrellas, pruebas de adaptación a la ingravidez en las tareas cotidianas, filmación de objetivos terrestres (ríos, ciudades)....
Durante las primera horas del vuelo padeció Sindrome de Adaptación al Espacio (nauseas, mareos), aunque no fueron de mayor importancia y el vuelo pudo proseguir con normalidad, si bien siempre se ha comentado que el propio Korolyov se quejó de las prestaciones de Tereshkova, así como de la realización de algunos de los experimentos.

Imagen de vídeo desde la órbita.

De cualquier forma, ante la opinión pública todo esto no trascendió y llegado el momento se activaron los cohetes de frenado y reentró efectuando un aterrizaje en paracaídas perfecto.

Bykovsky que seguía en órbita, estaba previsto que estuviese en el espacio durante ocho días, pero problemas en el sistema ambiental de su cápsula, decidieron su regreso tan solo 3 horas después que Valentina, estableciendo un récord de viaje espacial en solitario, que sigue vigente: 4 días, 23 horas y 07 minutos.

Tras el regreso y comprobación de estado físico, fueron llevados a Moscú donde fueron recibidos como héroes, eclipsando Valentina el vuelo de su compañero.

Llegada de Bykovsky y Tereshkova al aeropuerto de Vnukovo.

El pueblo celebra su vuelo: ¡Bien hecho, Valya!

El mundo entero se asombra de la hazaña.

Kruschev disfruta de uno de sus momentos de gloria junto a los cosmonautas.

Hoy se cumplen pues 50 años de su lanzamiento. Tras el vuelo de Tereshkova, ninguna mujer más salió al espacio hasta el vuelo de Svetlana Savistskaya en Agosto de 1982. Afortunadamente, el shuttle estadounidense permitió que muchas mujeres volaran al espacio aunque solo (en comparación a los hombres) un total de 57 a fecha de hoy lo ha hecho, si bien varias realizaron más de un vuelo.

Decir como punto final a este post que Rusia, la heredera espacial de la Unión Soviética perdió una gran oportunidad para tener en el espacio una mujer cosmonauta un día como hoy. En su grupo están Anna Kikina (candidata) y Yelena Serova, que volará en septiembre del año que viene, y que hoy podría haber estado allí arriba solo con haber cambiado asientos con Aleksandr Misurkin.

  • Todas las imágenes son capturas de pantalla del Vídeo de Tvroscosmos "Valentina Tereshkova. Chaika y Yastreb". Os recomiendo su visionado. Aunque no sepáis ruso, las imágenes son esclarecedoras.

2 comentarios:

Teresa Chavez dijo...

Muy interesante e importante que a la mujer se le espacio para que participe en actividades, que solo lo hacían los hombres; las mujeres demostramos valentía, coraje, responsabilidad, disciplina y honestidad.

TALsite dijo...

@Teresa
Muchas gracias por tu comentario. Yo también creo que debería haber más presencia femenina en el espacio, porque por supuesto, creo que sois igualmente capaces. La pena es que las agencias espaciales no sé si lo ven así.
Gracias por pasar por mi blog :)

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...