viernes, 19 de junio de 2015

El regreso a Tierra contado en tuits por @astroSamantha

Ya sabéis que Samantha Cristoforetti regresó del espacio. Sin duda alguna, estos primeros días habrán sido para ella días muy ocupados. Ocupados en el "debriefing" (análisis post-vuelo con los ingenieros) y sobre todo en su readaptación a la gravedad.

A través de twitter ella nos ha estado comentando algunas cosas, y yo a través de esos tuits voy reconstruir el regreso desde la ISS. Allá vamos:

Samantha todas las noches nos envíaba un "buenas noches" con una foto del espacio:

"Antes de lo normal y por última vez: ¡buenas noches desde el espacio!"


"Temprano inicio del día 200 en el espacio. Ha sido un viaje increible, ¡gracias por compartirlo! Ahora es el momento de ir a casa en la Tierra."
Los 2 emblemas ("patches") que flotan son los de "100 días en el espacio.


¡Hasta la vista... y gracias por todo!


¡Que belleza! Nuestra Soyuz justo tras el desacoplamiento - entonces, llevabamos en nuestros asientos unas 2 horas.
Ella se refiere al periodo entre cierre de escotillas con la ISS, y el desacoplamiento.


3 horas después, tras una salvaje caida a través de la atmósfera envueltos en plasma, parecemos un poco socarrados :-)


A propósito, mira al paisaje... fuimos recibidos por la estepa cubierta de verde. ¡Algo un poco raro!
Así es. El mes de aplazamiento ha hecho de este el primer aterrizaje en Junio.


Nuestra cápsula quedó en posición vertical... en realidad hace el trabajo de extracción un poco más dificil para el grupo de rescatadores.
Pero más comodo para los cosmonautas, ya que cuando hay viento y un terreno desigual, aterrizan de lado y la cápsula gira varias veces, haciendo que los cosmonautas giren en su interior y "cuelguen" de sus cinturones, hasta que se detiene.


Tras comprobar que nada esta roto tras el impacto, eché una miradita a los equipos de rescate trabajando afuera.


Fuera de la Soyuz: me sentía pesar 500 toneladas, y mis "giroscopios" internos ¡definitivamente necesitaban recalibración!
Recordemos que el sentido del equilibrio se halla en el oido interno. Los otolitos trabajaron poco los pasados 200 días.

Pruebas médicas iniciales, primera llamada telefónica, probando el peso de mi pierna, oliendo la hierba de la estepa...


Próxima parada: la tienda médica. Allí es donde le di el adios final a mi traje Sokol. ¡Me sirvió bien!
Aunque realmente solo lo llevan puesto en lanzamiento-acoplamientos-aterrizaje y algunas comprobaciones de estanqueidad

¡Primeros pasos temblorosos! Y una buena siestecita de dos horas durante el viaje en helicoptero hasta el aeropuerto de Karaganda.
Allí toca la ceremonia de bienvenida con las autoridades kazajas. En epoca de la URSS no se andaban con estos protocolos, y creo que a los cosmonautas mucha gracia tampoco debe hacerles.

Bienvenida y conferencia de prensa en Karaganda: ¡Sin miedo, y esperando que la Matryoshka no pese una tonelada!
Las matryoshkas visten Sokol y tienen las caras de los cosmonautas.

Todavía en Karaganda, impresiones tres horas tras el aterrizaje en esta corta entrevista.


Tras paradas en Escocia y Maine, llegada a Houston. Solo un breve hola a las familias: ¡los científicos esperando!
En un regreso anterior, A.Gerst embarcó en Escocia en otro vuelo que le llevó al Centro de Astronautas de Colonia, en lugar de ir a Houston. No sé porque esta vez con Samantha ha sido diferente.


Primera mañana en la casa temporal en Houston, disfrutando los sonidos, olores, sabores de la Tierra. Haciéndolo bien, ¡pero la gravedad es dura!

Y el siguiente tuit, que ella retuiteó, nos muestra desde donde fueron tomadas las fotos que Samantha hizo en la ISS.

2 comentarios:

atmosferacine dijo...

"La gravedad es dura". Desde luego, es lo mínimo que podrá decir tras vivir una aventura tan extraordinaria.

Estupendo tu completo seguimiento del diario de a bordo de esta astronauta.

Carlos Lallana Borobio dijo...

Sí. Supongo que el volver de 200 días de ingravidez implica tener que "recordarle" a tu cuerpo que -las cosas son así- y no como ha estado estos meses pasados: desplazarte andando, sentir el peso de tu cuerpo en el colchón, en las sillas....
De hecho lleva desde el aterrizaje un poco desconectada de las redes sociales.
Gracias por tu comentario, Ana.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...