Apollo 10: un vuelo para adultos

Tras el éxito de la prueba del Módulo Lunar (LM) en orbita terrestre que hizo Apollo 9 -o tipo de "Misión D" según la NASA-, la "Misión tipo E" -un Apollo 9 en orbita eliptica con un apogeo de unos 6.400 kms.-, fue eliminada en favor de la "Misión tipo F" que sería basicamente, el viaje de Apollo 8 hacia la Luna pero con LM, y un descenso propulsado de este hasta una altura sobre la superficie lunar de unos 15 kms. El siguiente tipo de misión sería la "Misión tipo -G-", el alunizaje y regreso tal y como habia propuesto John F. Kennedy. Eso si, cualquier tipo de misión se repetiría una y otra vez hasta que se completaran todos los objetivos; solo entonces se pasaría a volar el tipo de misión siguiente.
Así para Apollo 10, los siguientes astronautas en la rotación eran Thomas P. Stafford, comandante, John W. Young piloto del Módulo de Mando, y Eugene A. Cernan, piloto del Módulo Lunar. Una tripulación experimentada, sin novatos, ya que así lo dispuso Deke Slayton desde Apollo 8 como garantía para el éxito, cuando seleccionó los equipos.
Los suplentes de la tripulación eran L. Gordon Cooper, Donn F. Eisele y Edgar D. Mitchell respectivamente.
De izda. a dcha.: Eugene A. Cernan, John W. Young y Thomas P. Stafford. Imagen NASA

Siguiendo la tradición -necesaria para identificar las naves- instaurada en el vuelo anterior, los astronautas elegirían el nombre que pondrían a sus naves. Como NASA entrega el "Snoopy Award", -un pin de plata que ha volado en una misión espacial, destinado a sus empleados que "hayan contribuido significativamente al programa de vuelo espacial humano, para garantizar la seguridad del vuelo y el éxito de la misión"- tomaron "Snoopy" como nombre para el módulo lunar. Y teniendo al perrito piloto, un segundo nombre que les pareció apropiado fue el de "Charlie Brown", su compañero de fatigas en las tiras cómicas, y que asignaron al módulo de mando.
Las figuritas de Charlie Brown y Snoopy en lo alto de una consola de control de misión, durante el vuelo. Imagen NASA

Y estando tan cerca... ¿por qué no bajamos a la superficie?

Esa fue una pregunta que rondó por alguna de las mentes del programa, Cernan incluido. Si iban a llegar a 15 kms. de altura de la superficie lunar, ¿por qué no adelantar el alunizaje? Stafford, el comandante sin embargo creía que su tripulación no era la indicada -por entrenamiento- para el alunizaje. Además Apollo 10 ya tenía su propia complejidad. Pero el problema era otro: Snoopy.

El LM 4 tenía problemas de sobrepeso. Imagen NASA

El módulo lunar de la misión, el -LM 4- estaba destinado solo a volar en órbita, no a alunizar y Snoopy tenía sobrepeso. Grumman, la empresa constructora, iba a someter a un aligeramiento a todas las próximas unidades. Con este módulo lunar no había posibilidad de alunizar, pero también se planteó el demorar el lanzamiento y esperar a la entrega del -LM 5- destinado para el siguiente vuelo.
Finalmente, el 24 de marzo de 1969 se decicidió que el plan se mantenía como estaba previsto inicialmente, y olvidémonos de intentar aventuras que todavía quedaban meses para "el final de la década".
Snoopy es integrado en el Saturno V que lo transportará hacia la Luna. Imagen NASA

El vuelo

El Saturno V despegó un día como hoy hace 50 años, a las 16:49:00 UTC. La hora de salida sufrió un retraso para llegar en unas mejores condiciones de visibilidad de los puntos elegidos de alunizaje para próximas misiones. El cohete sufrió durante la ascensión un efecto pogo -oscilación longitudinal de baja frecuencia- que recorría todo el lanzador durante la propulsión de la primera y segunda fases. En apenas unos minutos se hallaban en una órbita de aparcamiento de 190 kms. de altitud. Tras los chequeos de rutina de todos los sistemas, se autorizó la maniobra de inyección trans-lunar (TLI), una maniobra que ya realizó Apollo 8 en la Navidad del año anterior. Tras seis minutos de ignición, Apollo 10 enfilaba la Luna tras solo una corrección de curso, y después del encendido del motor del módulo de mando, Charlie Brown y Snoopy estaban en una órbita lunar a 95 kilometros de altitud. Nada que no hubiéramos visto antes.

A partir de aqui la misión SI era nueva. Tom Stafford y Gene Cernan pasaron al LM Snoopy, dejando a John Young solo a bordo del Charlie Brown. John Young se convertía así en el primer ser humano en orbitar la Luna en solitario.

Snoopy se aleja de Charlie Brown. Comienza el descenso hacia la superficie. Imagen NASA

Stafford y Cernan se alejaron realizando un descenso para simular el alunizaje. Entre sus objetivos, además de probar alli el LM, se encontraba el estudio de los puntos de alunizaje para Apollo 11. Entre ellos el llamado Sitio 2, un punto en el Sur-Oeste del Mar de la Tranquilidad. Stafford sugirió llevar en el futuro la mayor cantidad de combustible para dar más margen de maniobra si en el alunizaje hubiera problemas, como hacer una corrección de última hora para evitar rocas en el punto de destino.
El Sitio de alunizaje número 2: el Mar de la Tranquilidad fotografiado por Apollo-10. Imagen NASA

Tras completar todo lo asignado, Stafford aceleró el motor para simular el ascenso del LM desde la Luna. Los chicos volvían a la seguridad del Módulo de Mando -unica parte que regresa a casa-, y Young acoplaba ambos módulos reuniéndose los tres astronautas.
La etapa de ascenso volviendo de la Luna. Imagen NASA

Snoopy fue cargado con desechos y equipamiento no necesario y lo separaron del CSM, encendiendo Control de Misión su motor hasta el completo vaciado del combustible restante, y situando la etapa de ascenso del LM en una órbita heliocéntrica, donde seguirá por muchos años.
El módulo de mando Charlie Brown regresó a tierra el día 26 de mayo. La velocidad de reentrada de Apollo 10 en la atmósfera fue de 39,897 km/h., la velocidad más rápida nunca registrada al regreso de una nave espacial, y que a día de hoy sigue como récord. Como dice Stafford en el vídeo de abajo: "para ser precisos un 0.0037% de la velocidad de la luz..."

¿Y por qué titulé "un vuelo para adultos"?

Se trata de la anécdota del vuelo. En el momento de separar la fase de descenso de la de ascenso del LM, los astronautas tenían que pulsar unos interruptores del sistema de orientación de la nave. Al parecer lo que uno hizo, el otro lo deshizo, y en el momento de producirse la separación, el ordenador perdió la orientación y comenzó a hacer correcciones en todos los ejes. Ante los tumbos, a Cernan se le escapó un "¡Hijo de puta!" a través de el canal de comunicaciones abierto, llegando a los oidos de todo el mundo.
Esto, en 1969 molestó a varias congregaciones conservadoras, que manifestaron sus quejas a la NASA. La NASA internamente admitía que eran una palabras que no deberían haberse dicho, pero entendía a unos astronautas que, solos en un módulo lunar se encontraron con una situación tensa y peligrosa que les exigió al máximo durante unos minutos en los que se jugaron su vida y el éxito de un programa espacial.
Tras su regreso, Cernan pidió públicamente perdón a todos los que se manifestaron ofendidos por su mal lenguaje...

En el sentido del reloj desde la izquierda: Michael Collins, Edwin E. Aldrin, Eugene A. Cernan, Thomas P. Stafford, Neil A. Armstrong, y John W. Young.
Imagen NASA

En las reuniones post-misión -el debriefing-, los astronautas de Apollo 10 se reunieron con Armstrong, Aldrin y Collins para hablar sobre el vuelo que acababan de completar. Tras cumplir todos los objetivos, la siguiente misión sería de tipo -G- : intento de alunizaje.



Para leer más:
  • Sigue toda la serie "Hace 50 años" de este blog en este enlace
  • Apollo 10 en la web de NASA
  • Chariots for Apollo: A History of Manned Lunar Spacecraft (en Inglés)

0 comentarios:

Publicar un comentario