jueves, 8 de enero de 2015

L+44 L+45: La presión interior mantiene cerrada una escotilla, aún desenganchada

¡Hoy es Navidad otra vez! Así es: Rusia, un país de mayoría ortodoxa, celebra la Navidad el 7 de enero, por lo que anoche tuvimos una Nochebuena con nuestros compañeros de tripulación rusos.

En la Estación Espacial esto es normalmente un día de descanso en el segmento ruso sólo, pero hoy Terry, Butch y yo también tuvimos día libre, porque esperamos trabajar el fin de semana tras la llegada de la Dragon. Eramos por lo tanto libres de unirnos a Sasha, Elena y Anton en su videoconferencia con sus familias, que se habían reunido en el Control de Misión de Moscú.

El Padre Ioav, el muy amable sacerdote de Star City, incluso trajo un pequeño coro a cantar villancicos de Navidad para nosotros, incluyendo el favorito italiano "Tu scendi dalle stelle" ¡bellamente cantado con pronunciación impecable!

Mirando hacia atrás al ayer, ejecuté por tercera vez el experimento de la ESA Skin-B, estudiando de los efectos del entorno espacial en la piel: si te lo perdiste, hablé de ello con mayor detalle en la entrada de Bitácora L+11. (Aquí en Español)

También me sumergí de nuevo en las entrañas de nuestro inodoro espacial: en esa misma entrada L+11 mencioné la recarga del tanque de agua de descarga, esta vez cambié el tanque de pre-tratamiento. Pre-tratamiento es un líquido que se añade en pequeña cantidad a la descarga de agua y proporciona un tratamiento químico de la orina. Hay un componente, llamada bomba de dosis, que proporciona la cantidad pre-tratamiento necesaria al comienzo de cada uso. De hecho, cada vez que encendemos el inodoro (que significa encender el ventilador que proporciona succión) tenemos que comprobar si la luz de la bomba dosificadora se enciende durante unos segundos y luego se apaga. Si no es así, hay un problema. Esto justo me sucedió el pasado domingo: la luz de la bomba dosificadora no se apagó y una luz roja de fallo se encendió en su lugar. Después de un poco de apoyo en solución de problemas por parte de especialistas en Tierra, se llegó a la conclusión que la bomba dosificadora había fallado y Terry tenía programado el reemplazo en su horario del lunes.

Antes de que esto pueda ser completado con éxito, el inodoro del Nodo 3 esta fuera de servicio. Por suerte tenemos redundancia a bordo: el módulo de servicio ruso tiene otro baño - de hecho, era el inodoro original de la estación espacial y el inodoro en el Nodo 3 es exactamente el mismo diseño con algunas modificaciones para tener en cuenta la transferencia de orina directamente a la Unidad de procesamiento de orina.

Por supuesto, es realmente preferible para nosotros usar el inodoro del Nodo 3: no sólo está mucho más cerca, así evitamos molestar a Anton y Elena, que duermen no muy lejos del inodoro ruso.

Como sabes, también estamos listos para recibir la nave de carga Dragon pronto. En preparación para el atraque, tengo que hacer algo que por un momento me hacía sentir un poco molesta: solté el cierre de la escotilla del Nodo 2, que es donde se atracará la Dragón. Esta ahora, por supuesto, conduce al vacío. Hacemos esto, para evitar cualquier problema con el mecanismo de enganche-desenganche el día de la entrada: varias cargas útiles científicas en la Dragon son de tiempo crítico y un retraso en la apertura de la escotilla y la transferencia podría causar una pérdida de ciencia. Por supuesto, la escotilla se abre hacia el interior, por lo que incluso si el mecanismo es desenganchado, no hay manera que se pueda abrir en contra de la presión interna de la Estación Espacial. Pero supongo que no soy la primera en sentirse extraña al desengancharla: hay un recordatorio de que hay una fuerza de unos 39.000 lbf manteniendo la escotilla cerrada cuando los módulos están presurizados. Por cierto, esto también significa que las escotillas de apertura hacia el exterior serían una muy mala idea (sí, estoy pensando en ti, "Gravity").

  • Este relato (publicado originalmente en inglés) es parte de una larga serie de artículos escritos por Samantha Cristoforetti, astronauta italiana de la ESA, actualmente en el espacio desde su despegue a bordo de la Soyuz TMA-15M el 23 de noviembre de 2014.
    En este blog podrás encontrar su diario en español desde su primer día en el espacio. Todas las fotos pertenecen al perfil de Samantha en Google+ salvo que se indique lo contrario. Puedes leer aquí la introducción que hice a este Diario de a bordo.
  • Entradas anteriores sobre su preparación al vuelo fueron traducidas al español por @intervidia.
  • El diario de a bordo se traduce también al italiano en el sitio AstronautiNEWS, y al francés en el sitio Cap sur l'espace

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...